Sobrepeso

un metro de distancia e hizo oscilar el cinturón lentamente. Entonces sacudió el brazo hacia delante, la correa silbó en el aire y mi cuerpo me traicionó, tratando de esquivar el impacto y… Estaba contra unas estanterías, con el cuello libre de las aplastantes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *